miércoles, noviembre 15, 2006

MORALEJA DEL SERMON DEL MONTE (d.c. 2000)

bienaventurados los que tienen
cable, porque pueden ver la bóveda
de la iglesia universal/
bienaventurados los curas
que, sin culpa, viven de la iglesia/
bienaventurados los judios calvos
que tienen con que cubrirse
la deshonrra/
bienaventurados los mormones que
se mueren de sed en los velorios/
bienaventurados los testigos de jehová
que no reciben estirón de oreja
en su cumpleaños/
bienaventurados los budistas
que no discriminan la obesida/
bienaventurados los ateos
que no tienen que agradecer la cena/
bienaventurados los que vieron la pasión de gibson
y aún siguen sin pedir perdón/
bienaventurado yo, que me dormí ayer
predicando ésta miseria y
bienaventurado dios, que me facilitó
este remate.

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home